Búsqueda

Seguridad Eléctrica Hospitalaria

abril 4, 2017

La seguridad eléctrica hospitalaria se define como el conjunto de actividades preventivas que se realizan para reducir o eliminar el riesgo de accidentes para el paciente, operador y equipo, se encarga de garantizar que los equipos se encuentren funcionando dentro de las normas establecidas. La seguridad eléctrica es vital cuando se trata de equipos médicos, aún más cuando estos dispositivos tienen partes aplicadas, es decir que entran en contacto directo con el paciente de forma invasiva o no invasiva. 

La piel presenta una alta resistencia eléctrica, sin embargo los componentes internos tiene baja resistencia. Los tejidos por ejemplo, permiten la conducción de la electricidad entre dos puntos diferentes que entran en contacto con un campo eléctrico, los efectos de este fenómeno varían de acuerdo a diversos factores como zona de contacto, humedad en la piel, frecuencia de la corriente y las características físicas de cada persona. 

Macroelectrocución es el término para referirse a la aplicación externa de corriente eléctrica; microelectrocución se define como las descargas directas en el músculo cardíaco. A partir de estos dos términos la Organización Internacional de Estandarización (ISO) y la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), quienes fijan las normas a nivel mundial, han establecido estándares y normas internacionales generales y específicas para los límites de la corriente de fuga de los equipos médicos; estas normas establecen los límites de corrientes menores a microamperios (mA) permitidos, para que los equipos tengan contacto directo con el paciente.

La IEC 60601, es la norma principal de seguridad eléctrica en las que se basan los fabricantes para realizar los diseños de equipos médicos, contiene los requerimientos fundamentales que van desde aislamiento básico hasta el análisis de las partes aplicadas. También existe la norma IEC 62353, que se creó con el fin de garantizar la seguridad eléctrica de los equipos médicos en campo, es decir, que se encuentran en uso dentro de clínicas y hospitales. Estas pruebas se realizan antes de utilizarlos con pacientes, durante la verificación biomédica programada y después de los mantenimientos correctivos.

¿Cómo garantizar la seguridad eléctrica de los equipos médicos?

• Revisar que las instalaciones eléctricas sean adecuadas y cumplan con las normas internacionales.

• Utilizar los equipos médicos cumpliendo con las especificaciones y requerimientos eléctricos que dicta el fabricante.

• Diseñar y llevar a cabo planes de mantenimiento preventivo y/o correctivo a los equipos médicos incluyendo pruebas de seguridad eléctrica con equipos calibrados y certificados.

En Soluciones Electromédicas de la Laguna contamos con el analizador de seguridad eléctrica vPad-353, que permite realizar pruebas como: Resistencia de la conexión de protección a tierra, resistencia de aislamiento, corriente del dispositivo, pruebas de fuga de equipo y apaciente, pruebas de fuga al chasis, entre otras, con el objetivo de garantizar el funcionamiento óptimo de los equipos médicos y de las instalaciones, respaldado bajo las normas internacionales IEC 62353, IEC60601-1, ANSI/AAMI ES1.

[1] Gómez, A. et al. Revista de ingeniería #38, 2013, pp. 27-32

[2] Association for the advancement of medical instrumentation (AAMI) (1993). Safe current limits for electromedical apparatus.

[3] Ortíz, M. Revista Mexicana de Ingeniería Biomédica Vol. XXVIII, Num 1. (2007)